ARGENTINA EN LA ÓRBITA NORTEAMERICANA (2016-2017):

*Nicolás Canosa

En este artículo de investigación nos proponemos analizar la política de defensa y seguridad del gobierno de Mauricio Macri. Para ello, investigaremos diversos acuerdos y negociaciones que nos permiten afirmar que estamos, peligrosamente, importando agenda y siendo sumisos a intereses extranjeros, ubicándonos en la órbita de los intereses hegemónicos de la potencia norteamericana, Estado con el cual se realizaron la mayor cantidad de acuerdos en estos ámbitos, algunos potenciales, otros ya existentes y en pleno desarrollo. Sin embargo, cabe destacar que han prosperado acciones en este sentido con el Estado de Israel y la República de Colombia, que también serán indagados. El primero es el país que recibe la mayor ayuda militar por parte de Estados Unidos del mundo, secundado por Egipto. Mientras que Colombia recibe más ayuda que América Latina en su conjunto1.

Se dividirá el trabajo en dos partes, una correspondiente al año 2016 y la otra al 2017, para advertir la línea de continuidad de este sometimiento que ya veníamos advirtiendo desde varios centros de estudios especializados en geopolítica y organizaciones políticas/sociales, y que, en buena hora, apareció con más diseminación en la opinión pública a partir de la investigación del equipo de trabajo de Roberto Navarro. En cada una de las partes, se presentarán evidencias que demuestran que efectivamente se produce lo que se destaca de forma contundente en el título de la investigación. Manifestaremos entonces las amenazas que se derivan de las mismas.

Cabe aclarar, que no estamos en contra per sé del reforzamiento de las áreas militares o de seguridad de nuestro país, sino que, lo que se cuestiona es el sentido y fundamento político-social por los que estos acuerdos se producen y la perspectiva geopolítica de la defensa y la seguridad que orienta a su planificación y ejecución, los cuales están muy lejos de pensarse para la defensa nacional integral y multidimensional que exige la época actual y mucho menos para la mejora de las condiciones de vida de la comunidad.

PARTE I: 2016

Algún lector de este artículo podrá acusarme de conspirativo o de exagerar los problemas de una medida que está en curso por parte del gobierno de Mauricio Macri: quizá esa sea una respuesta eficaz para ocultar el verdadero peligro que esto generaría para el Pueblo Argentino, o una liviana excusa para no revisar las consecuencias reales que esto produjo en países hermanos como Colombia o México, donde ya se aplicaron. Otros lectores, menos desprevenidos, atentos a la coyuntura internacional y esclarecidos del rol que ocupa Estados Unidos en el tablero geopolítico, o conscientes de la alineación con este país que implicó el triunfo de CAMBIEMOS en el 2015, y sus posibles efectos, podrían imaginar la dimensión de los riesgos que buscan transmitirse en esta nota.

A todos los que lean este texto, si coinciden en el análisis y en la preocupación ante la situación que aquí se plantea, les sugiero la necesidad de romper los cercos informativos de los medios hegemónicos y transmitir estas medidas en curso. A su vez, insistir con énfasis en la idea de la comunidad como construcción colectiva, para lo cual es imprescindible construir diferentes ámbitos de participación y organización popular para prevenir, detener y torcer, más temprano que tarde, las consecuencias de la avanzada neoliberal. Consecuencias que no sólo implican recorte de derechos, flexibilización laboral, quita de subsidios, bajos salarios y deterioro de los servicios públicos y del rol del Estado en función social, sino principalmente, la importación de agenda y la alineación a los intereses de las potencias centrales: tanto al FMI, que celebra el cambio de rumbo del país, al Banco Mundial y empresas transnacionales, representantes del “anarco-capitalismo financiero” imperante en el mundo, como a la estrategia de militarización de las relaciones internacionales del complejo militar industrial norteamericano: el Pentágono.

La hipótesis de este trabajo no surge fruto del delirio o de un anti-imperialismo folclórico: una leve revisión de la historia de América Latina y del mundo en relación al accionar de la potencia hegemónica –el Imperialismo Norteamericano- a lo largo del Siglo XX y lo que corre del Siglo XXI bastarían para sospechar que esto pudiese ocurrir en la Argentina.

I Evidencias

El portal de La Nación, el lunes 8 de agosto, nos informó que “Macri busca apoyo externo y de las FFAA para combatir al narcotráfico” y frente a “posibles amenazas del terrorismo en las fronteras”2. Una vez más, los medios de comunicación construyendo opinión pública favorable para legitimar acciones que pueden ser muy perjudiciales para el país. Repasemos algunas acciones del gobierno nacional que refuerzan, lamentablemente, la veracidad de la hipótesis de este trabajo. Son elocuentes:

  • La visita de Barack Obama el 24 de marzo. Los acuerdos firmados conducen a que EEUU asista a nuestras Fuerzas Armadas en el combate al terrorismo, principalmente en la Triple Frontera, generando, a su vez, encuentros de trabajo con el Pentágono; también existe el compromiso de que se concrete la asistencia del FBI a las fuerzas de seguridad Argentinas3.
  • La llegada de John Kerry el jueves 4 de agosto al país, en la que “el Secretario de Estado de Estados Unidos, anunció que las agencias federales en Washington y en Buenos Aires están trabajando para mejorar la seguridad aeroportuaria y luchar contra el terrorismo y el narcotráfico. También Kerry mencionó que hace poco Estados Unidos recibió doce participantes argentinos en el Departamento de Estado, en la Academia de Fuerza Internacional, y remarcó que “la cooperación entre ambos países va a intensificarse a futuro”. A la vez, las fuerzas de seguridad argentinas intensificarán los cursos de capacitación en Estados Unidos”4.
  • El Ministerio de Seguridad, encabezado por PATRICIA BULLRICH (sí, la misma del 2001 con De la Rúa, que tomó “medidas dolorosas pero necesarias”: bajar la jubilación mínima y los salarios de empleados estatales) visitando el edificio de la DEA (Agencia Anti Drogas de Estados Unidos) en febrero, reuniéndose con autoridades de la institución y el director de la misma, Chuck Rosenberg, quien manifestó su alegría por reconstruir la relación con Argentina. ¿Qué traían entre manos?: “La visita de la comitiva que representa al Ministerio de Seguridad de la Nación tiene como objetivo, además de “abrir una puerta que estaba cerrada”, reforzar el trabajo sobre el narcotráfico y la inteligencia criminal”5.
  • El Ministerio de Seguridad informa y presenta imágenes de la reunión en su cuenta de Facebook oficial: “Escuchar, dialogar y compartir experiencias para dar solución a los problemas que más nos preocupan. Con ese objetivo, recibimos al Jefe de la Policía de Colombia, Jorge Hernando Nieto Rojas. Juntos debatimos acerca de las medidas implementadas por ambas naciones para luchar contra el narcotráfico y el crimen organizado”6.
  • El martes 9 de agosto, La Nación en la nota titulada “comprarán 24 aviones para frenar a los narcos” informa el visto bueno de Estados Unidos para la compra de 24 aviones para el entrenamiento de pilotos como para “misiones de control de frontera, especialmente en la porosa frontera norte”. El acuerdo nos costará unos 300 millones de U$S7.

II Bajo amenaza

En esta breve periodización de hechos políticos que evidencian la intromisión del país del Norte en nuestra política podemos observar que “el terrorismo, el narcotráfico, la cooperación en seguridad” se constituyen como el hilo conductor de una secuencia de acuerdos planificados para introducir a la Argentina en la órbita norteamericana y en la agenda de sus organismos de penetración y dominación. Bajo el recurso argumentativo del combate al narcotráfico y el terrorismo, Estados Unidos, provocó una creciente militarización de las relaciones internacionales y un incremento formidable de su presupuesto militar. El desarrollo científico, la ayuda humanitaria y la capacitación ante desastres naturales son otras de las formas encubiertas de ceder ante el poder del complejo militar-industrial norteamericano.

El portal de La Nación, el lunes 8 de agosto, nos informó que “Macri busca apoyo externo y de las FFAA para combatir al narcotráfico” y frente a “posibles amenazas del terrorismo en las fronteras”

Mediante estos fundamentos y la supuesta “prevención a las amenazas a la paz internacional”, se generan negocios multimillonarios, surgiendo una retroalimentación entre estos y la guerra, acelerando la carrera armamentística y acrecentando el poderío bélico norteamericano. Hoy existen más de 70 bases militares extranjeras (de la OTAN y Estados Unidos) en América Latina8 –y los analistas con cálculos más pesimistas sostienen que Estados Unidos posee, por lo menos, más de 600 en todo el mundo9– con un claro propósito de rodear los imprescindibles bienes naturales que posee nuestra región. La única base en territorio argentino hasta el momento, está ubicada en nuestras Malvinas Argentinas y pertenece a Gran Bretaña, que es parte de la OTAN.

En este sentido, la Argentina corre serios peligros de ceder soberanía con la creación de una base militar en Misiones, ubicándose en la denominada “Triple Frontera”, lindera al Acuífero Guaraní –el tercer acuífero más importante del mundo-, donde hay efectivos norteamericanos inspeccionando el territorio10; y otra en Tierra del Fuego, cercana a la reserva de agua dulce congelada más grande del mundo: la Antártida. Ante esta potencial posibilidad, no podemos descartar del análisis las declaraciones del Viceministro de Defensa Ángel Tello, quien dijo que “es posible avanzar en la cooperación antártica (con EEUU). Queremos que la ciudad de Ushuaia se convierta en una base logística para apoyar las tareas científicas en la Antártida”11. No es casual tampoco que en las semanas previas a los Juegos Olímpicos, con el pretexto de los supuestos terroristas que podían realizar atentados en Brasil, se barajara en diferentes medios de comunicación la posibilidad de que miembros leales al ISIS se encuentren entrenándose en la Provincia de Misiones. Clarín, especialista en sembrar temor y generar opinión y agenda, tituló en una nota el 23 de julio que “el Gobierno analiza las posibles amenazas terroristas a la Argentina”12.

El Congreso Nacional, las organizaciones sociales y políticas, y la población en su conjunto, tendremos que estar muy atentos y revisar estas cuestiones que vulnerarían el interés y la soberanía nacional, teniendo como precedente regional lo que ocurrió en el pacto Obama-Uribe para instalar siete bases en Colombia, trato que se firmó a espaldas de la ciudadanía y del Congreso mismo.

PARTE II: 2017

III Evidencias

a) Israel:

Las sólidas relaciones de importantes miembros del gobierno de Macri (Avruj, Macri mismo, Bullrich, Carrio, entre otros) con el Estado de Israel y el gobierno de ultra derecha de Benjamin Netanyahu son previas a la llegada a la presidencia de la Alianza Cambiemos y explica los giros ocurridos en términos de cooperación militar y de seguridad. Merece recordarse que Mauricio Macri reconoció en una entrevista que a quien asignó como jefe de la policía metropolitana, Fino Palacios, le fue recomendado por Israel y Estados Unidos (Mossad y DEA)13. También, su encuentro con el líder israelí previo a ser presidente, donde ya auguraba un cambio de clima en la relación en caso de llegar a la presidencia. Otro dirigente de peso en el país, -la ya innegable alternativa presidencial del establishment- Sergio Massa, también tiene contactos fluidos con Israel (como también con Estados Unidos). De aquí que haya sido invitado por el Estado de Israel a principios de marzo del corriente año para dialogar sobre temas de seguridad y tecnología14.

El año 2017 en este ámbito, como en tantos otros que perjudican la vida de los argentinos, no tuvo vacaciones para el gobierno de Macri. El dos de enero se oficializó en el Boletin Oficial15 la compra de cuatro lanchas y sistemas de vigilancia a Israel por 84 millones de dólares16. Otra vez, el argumento central de la adquisición consistió en el combate al narcotráfico y al crimen organizado.

La antesala de estos acuerdos se produjo en un viaje de cinco días que realizó Patricia Bullrich junto a una numerosa comitiva de funcionarios, invitados por el Ministerio de Defensa de Israel, que bien describe el itinerario y las negociaciones la nota de Juan Salinas titulada “De shopping de armamentos en tierra santa”17.

Sumado a la dependencia tecnológica (que pareciera no importar reducir, de acuerdo al vaciamiento de Fabricaciones Militares) y la consecuente cooperación y apoyo diplomático en organismos internacionales a Israel por parte de Argentina, como le sugiere a Bullrich el periodista en la entrevista citada en el artículo mencionado, se agregan los acuerdos de capacitación policial, que comenzaron a fines del 2016. Paloma Baldi, nos informa que “El ministro de seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, participó del acto de finalización del “Curso Internacional Argentina-Israel”. Una capacitación que FourTroop, un ejército privado y compuesto por ex agentes de las fuerzas de seguridad israelíes, dictó a los oficiales del Grupo Apoyo Departamental (GAD). (…) participaron también el Jefe de la Policía, Comisario General Pablo Bressi, el Subjefe, Comisario General Fabián Perroni, autoridades ministeriales y policiales, según informó el portal www.online-911.com; donde también fue publicado un video que incluye imágenes del entrenamiento y fragmentos del discurso pronunciado por el ministro”18 y 19.

b) Estados Unidos:

Como vimos, durante el 2016 las negociaciones y acuerdos del gobierno de Macri con Estados Unidos en el ámbito específico de la defensa y la seguridad se han desarrollado con velocidad. Todo indica que en el 2017 existe una línea de continuidad que no se ve afectada por el triunfo de Trump y el cambio del Partido en el gobierno, que ya aumentó un 10% el presupuesto destinado a la defensa. Esto responde a la existencia de intereses permanentes en la geopolítica de Estados Unidos desde la Doctrina Monroe, en que de forma manifiesta América Latina se conforma como su “patio trasero” y espacio de dominio. Veamos:

Las sólidas relaciones de importantes miembros del gobierno de Macri (Avruj, Macri mismo, Bullrich, Carrio, entre otros) con el Estado de Israel y el gobierno de ultra derecha de Benjamin Netanyahu son previas a la llegada a la presidencia de la Alianza Cambiemos y explica los giros ocurridos en términos de cooperación militar y de seguridad.

El primer llamado de alerta que aparece en el 2017 en relación a Estados Unidos es fruto del convenio firmado el 16 de diciembre del 2016 por el Ministro de Defensa Julio Martinez y el ex embajador norteamericano Noah Mamet en la embajada norteamericana, con la presencia del ex embajador ante Estados Unidos Martín Lousteau. Este es un convenio con la Guardia Nacional del Estado de Georgia, gobernado por el republicano Nathan Deal, con el pretexto de “asistencia ante catástrofes naturales y ayuda humanitaria”, pero como se ve en el informe publicado en la página de la embajada norteamericana en Argentina, se extiende a diversos ámbitos que exceden a este recurso argumentativo utilizado por la potencia del Norte para la penetración y dominio de las fuerzas de otros países. Dice el comunicado del Ministerio de Defensa argentino: “Argentina pasa a integrar el Programa de Colaboración Estatal del Departamento de Defensa (SPP). De esta manera, nuestro país se suma a la iniciativa surgida en 1991 para la cooperación entre fuerzas militares de los estados del país del norte, que ya se extendió a más de 65 naciones (…) Nuestro país fue seleccionado este año entre otros 16 para el trabajo conjunto con la Guardia Nacional de los Estados Unidos, una fuerza de reserva con más de 460.000 integrantes”.

Esta reciente estrategia intervencionista mediante la Guardia Nacional, y no el aparato militar, se crea para relacionarse con los países de la ex Unión Soviética, una vez caída ésta en 1991. Las terribles consecuencias del accionar en esta región balcanizada por parte de la OTAN, el FMI, el Banco Mundial, ONG´s financiadas por el Departamento de Estado y los Estados Unidos con Clinton a la cabeza, se pueden constatar en el excelente documental “el peso de las cadenas”20. Nada bueno puede esperarse de estos acuerdos.

El segundo llamado de atención no sólo tuvo mayor impacto en los medios de comunicación (según una consultora llegó a 33 millones de personas en las redes sociales21), sino que también provocó resonancia regional, alarmando a diputados de la región, como generando puntos de conflicto con Brasil, país con el cual existía la intención de fabricación conjunta de aviones y esta decisión la pone en cuestión22, 23 y24. Asimismo, vulnera las capacidades de fabricación nacional de la empresa reestatizada en el año 2009, FAdeA (ahora dirigida por Ercole Fellipa, ex CEO de una empresa lechera y candidato a gobernador por el Pro en Córdoba), que logró construir el avión Pampa III25.

En “Economía Política”, programa conducido por Roberto Navarro, se develaron las negociaciones realizadas entre funcionarios y legisladores de CAMBIEMOS con representantes de EEUU, con la intención de la compra de armas al país del Norte por sumas multimillonarias. En la carta dirigida al congresista Visclosky, miembro de la comisión de Defensa del Congreso de EEUU, el ex embajador Lousteau acercó el pedido en el que “se detalla que el ejército argentino solicita, entre otras cosas, 12 helicópteros de ataque Cobra AH1, utilizados por el ejército estadounidense durante la Guerra de Vietnam, la del Golfo y la del Líbano, unos 10 helicópteros modelo Chinook, utilizados en la guerra de Malvinas, otros 16 Black Hawk UH60, otro tipo de aeronave de transporte táctico, conocido mundialmente por su rol en la Guerra de Irak, y por último unos 26 helicópteros Bell 412, lo que representaría un total de más de mil millones de dólares.

Además de los poderosos helicópteros, el Ejército nacional también solicitó unas 182 tanquetas de guerra tipo StryKer, modelos M1128, M1130, M1132, M1134 y M1139, que son utilizadas por las fuerzas armadas de Estados Unidos e Israel. Las mismas están equipadas con ametralladoras calibre 50, lanzadoras de granadas y cañones de 105 milímetros. Otro de los llamativos pedidos realizados a Norteamérica son los lanzamisiles Javelin (se pidieron 80), un modelo portátil desarrollado por el gobierno estadounidense para derribar tanques y avionetas.”26. A esto se suma el pedido de la Marina y la Fuerza Aérea.

Por último, señalemos la reactivación de los vínculos entre la Cuarta Flota del Comando Sur de EEUU con la Armada Argentina. Luego de la reunión en la que estuvieron reunidos representantes de ambos países a principios de abril, el Comandante del Comando Sur Sean Buck afirmó que: “Los delegados de la Armada de los Estados Unidos y de la Argentina que están sentados juntos para iniciar esta notable ronda de conversaciones sirven como signo significativo de la reactivación de nuestra asociación marítima”.

IV Bajo amenaza

Reitero: el problema no es la renovación del equipamiento militar, que puede ser necesario. La preocupación consta en cuál es la hipótesis de conflicto que lleva a este pedido de armamentos; qué criterio origina la búsqueda de este tipo de armas de guerra; y el rol que busca asignarle CAMBIEMOS a las Fuerzas Armadas y de Seguridad en esta etapa. También, independientemente de la actual alianza gobernante, cuál es la estrategia del imperialismo norteamericano hacia las fuerzas armadas y de seguridad de nuestra región, en esta etapa en que buscará reasegurarse su “patio trasero” para afrontar con mayor musculatura su declive como única potencia hegemónica.

Estas iniciativas ponen en riesgo la Ley de Defensa y la de Seguridad Interior, en las cuales se consuma la separación y diferenciación de las áreas y competencias de las fuerzas militares y las fuerzas de seguridad, separando de forma tajante las atribuciones y competencias de la Defensa como de la Seguridad Interior. Desde las principales usinas mediáticas, ya se fue elaborando y haciendo circular esta idea con antelación a la asunción de Macri. Luego, ante el descrédito creciente de las políticas de ajuste y una creciente organización popular que desbordó las calles y las plazas de la Argentina durante el mes de marzo, coronando con un rotundo paro nacional convocado por la CGT el 6 de abril, no sólo se ha visto la argumentación de la necesidad de reprimir las movilizaciones, sino también la celebración ante los hechos en los cuales ocurrió la represión.

Lo que sabemos, es que un modelo de entrega, de destrucción del empleo y empeoramiento de las condiciones de vida de las mayorías, no cierra sin represión. ¿Será este el principal factor explicativo de estos acuerdos, donde hasta se piden pistolas como las Taser, consideradas por la ONU como armas de tortura?

Pocos días después de este escándalo, renunció Martín Lousteau en su rol como embajador en Estados Unidos, con el argumento de que se preparará para la candidatura. Sin descartar como cierto este motivo, como sostuvo nuestro diputado por el FPV Axel Kicillof, deberá dar explicaciones inevitablemente por haber sido el mediador de esta gestión ante el Congreso norteamericano27.

V La posición Argentina en la tercera guerra mundial

¿Con quiénes nos vamos a “aliar” para combatir estos flagelos, que efectivamente existen, como el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo? El diario fundado por el probritánico y el más lúcido cuadro político-ideológico de la oligarquía argentina, Bartolomé Mitre, lo contesta: “En tanto, en la Cancillería dijeron a LA NACION que hay una decisión de Macri de avanzar en acuerdos de cooperación con Estados Unidos, Israel y algunos países de Europa para recibir apoyo logístico y de equipamientos para tareas de seguridad”28.

A buen entendedor, pocas palabras: recibiremos cooperación de los países que bombardean poblaciones civiles en la actualidad, que destruyeron Libia, Irak y Afganistán y que violan el derecho internacional decidiendo unilateralmente ataques misilísticos a Siria, siendo una pieza fundamental para los problemas sociales y políticos que hoy existen en África del Norte. Nos ayudarán los países que más guerras tienen sobre sus espaldas, que han empleado armamento nuclear en Hiroshima y Nagasaki, que impiden la soberanía nacional sometiendo a vivir en “una cárcel a cielo abierto” al Pueblo Palestino y haciendo caso omiso a numerosas resoluciones de la ONU como Israel, y que hoy forman parte inherente de “la guerra de intereses” que alerta el Papa Francisco. Así lo expresó recientemente el jesuita:

Ahora existe esta guerra. Quizá no sea orgánica, pero es organizada y es guerra. No debemos tener miedo de decir esta verdad. El mundo está en guerra porque ha perdido la paz. No es guerra de religión, ya que existe una guerra de intereses. Existe una guerra por el dinero. Existe una guerra por los recursos naturales. Existe una guerra por el dominio de los pueblos. Esta es la guerra cuando todas las religiones desean la paz, otros desean la guerra. ¿Entendieron?”29

Cabe interrogarnos: ¿Nos involucraremos activamente en esta Guerra? ¿Permitiremos que se implementen las medidas serviles a las potencias sometiendo a nuestra región y alimentando la Tercera Guerra Mundial que desde hace tiempo viene alertando el Papa Francisco? ¿O, por el contrario, tendremos la dignidad de Yrigoyen y de Perón de sostener una posición neutral y una voz que llame a la Paz y a la autodeterminación de los pueblos? ¿Y más cercano a la fecha, la valentía del representante boliviano Sacha Llorenti ante el Consejo de Seguridad de la ONU al denunciar la violación al derecho internacional por los ataques misilísticos a Siria, decidido unilateralmente por Estados Unidos?

Nos preguntamos también con enorme preocupación frente a un acuerdo regional inédito: ¿Aceptará la invitación el gobierno de Mauricio Macri a los ejercicios militares conjuntos entre las fuerzas de Brasil, Colombia y Perú en la triple frontera cercana al Amazonas, previstos para noviembre, en el cual participará Estados Unidos30?

No es motivo de este artículo, pero demuestra la vinculación regional de este realineamiento a la órbita norteamericana en Argentina con lo que asimismo ocurre en Brasil, quien promovió este acuerdo junto a EEUU: “Los ejercicios se producen a raíz de una serie de nuevos acuerdos militares entre las fuerzas armadas de Brasil y de EE.UU. En meses recientes, autoridades estadounidenses han visitado instalaciones militares brasileñas con el objetivo de “volver a conectar” y “estrechar” las relaciones militares entre ambos países. En marzo, un funcionario del Comando Sur estadounidense, el general Clarence K. K. Chinn, fue condecorado en Brasilia con una medalla de Orden del Mérito Militar. Chinn visitó las instalaciones del Comando Militar de la Amazonía, donde tendrá lugar en noviembre el ejercicio conjunto”31.

Difícilmente, conociendo la naturaleza de este gobierno, volvamos al espíritu del UNASUR, donde se destacaba el valor estratégico de ser un continente de paz y se advertía la necesidad de construir una estrategia común para el aprovechamiento de los abundantes y diversos recursos naturales que posee nuestra región, lo cual explica no sólo la búsqueda de las corporaciones globales transnacionales de dominarlos, sino también de las fuerzas militares de las potencias por asegurar el dominio de los mismos. UNASUR en el que, de forma inédita, se creó un Consejo de Defensa sin la tutela norteamericana, que se planteaba la cooperación y construcción de una visión regional e integral sobre la Defensa. A pesar de esta imposibilidad de retornar a esta visión de la Defensa, como experiencia reciente se configura como un notable ejemplo de integración y unidad soberana, que deberá ser profundizado en caso de que las fuerzas populares de la región torzamos la avanzada neoliberal que domina el escenario actual y recuperemos el Estado en favor de la unidad regional y del buen vivir de la comunidad.

Ante este panorama alarmante, será necesario reafirmarse en el apotegma peronista que sostiene que “sólo el pueblo salvará al pueblo”. Unámonos. Organicémonos. Estamos a tiempo. Sino, parafraseando al Martín Fierro: “nos devorarán los de ajuera” y los cipayos vendepatria de adentro, que acuden con soberbia, cinismo y altanería a la cita.

Nicolás Canosa, Director de Relaciones Internacionales del Centro de Estudios Nuestroamericano Chávez Kirchner (CENACK-Peronismo Militante).

1 http://cronicaglobal.elespanol.com/graficnews/paises-reciben-mas-ayuda-militar-estados-unidos_60991_102.html
2 http://www.lanacion.com.ar/1925857-macri-busca-apoyo-externo-y-de-las-ffaa-para-combatir-el-narcotrafico
3 Para más información y precisión sobre estos acuerdos leer: “La transparencia del sigilo” de Horacio Verbitsky http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-295548-2016-03-27.html
4 http://www.lanacion.com.ar/1925857-macri-busca-apoyo-externo-y-de-las-ffaa-para-combatir-el-narcotrafico
5 http://www.lanacion.com.ar/1874970-patricia-bullrich-se-reunio-en-estados-unidos-con-el-titular-de-la-dea
6 https://www.facebook.com/minseg/posts/1084767074935716
7 http://www.lanacion.com.ar/1926164-compraran-24-aviones-para-frenar-a-los-narcos
8 Ver “Territorios vigilados. Como operan las bases militares norteamericanas en Sudamérica”, Telma Luzzani (2012)
9 Idem
10 http://www.hispantv.com/noticias/argentina/279500/primer-paso-eeuu-bases-militares-argentina-macri
11 http://www.lalicuadoratdf.com.ar/2016/05/queremos-que-la-ciudad-de-ushuaia-se-convierta-en-una-base-logistica-para-apoyar-las-tareas-cientificas-en-la-antartida-explico-tello/
12 http://www.clarin.com/politica/Gobierno-posibles-amenazas-terroristas-Argentina_0_1618638269.htmlComo ilustración: el sábado 30 de julio del 2016 participé en una charla sobre “imperialismo y subordinación en Medio Oriente” del Centro de Estudios NuestroAmericano Chávez Kirchner (CENACK). Al finalizar la ponencia que había preparado, conversé con uno de los estudiantes de la universidad que vinieron. Me contaba que su abuela lo llamó preocupada porque temía que haya un atentado terrorista en Argentina. Hoy, mi abuela, me dijo que había escuchado en la radio sobre el mismo tema y que tenía preocupación por lo que iba a pasar.
14 http://kontrainfo.com/?p=4045
15 https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNorma/161159/20170102 / https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNorma/161160/20170102
16 http://www.lanacion.com.ar/1972296-el-gobierno-le-compro-a-israel-cuatro-lanchas-y-sistemas-para-el-control-de-fronteras-por-us-84-millones
17 http://pajarorojo.com.ar/?p=30144
18 http://www.agenciapacourondo.com.ar/opinion/cual-es-la-fuerza-de-seguridad-especial-israeli-que-entrena-la-policia-de-ritondo
19 http://www.online-911.com/2016/12/ritondo-superviso-cierre-curso-cargo-fuerzas-seguridad-israel/
20 https://www.youtube.com/watch?v=XfcXyCP3wbs
21 http://www.eldestapeweb.com/como-repercutio-el-escandalo-la-compra-armas-las-redes-n27463
22 http://www.lanacion.com.ar/1915627-la-argentina-manifesto-su-interes-por-fabricar-cazas-supersonicos-con-brasil
23 http://www.ambito.com/872557-brasil-molesto-por-seleccion-de-avion-de-eeuu-para-entrenar-a-la-fuerza-aerea
24 http://www.politicargentina.com/notas/201703/20130-macri-y-la-compra-de-armas-a-eeuu-diputados-de-la-region-en-estado-de-alerta.html
25 http://www.oetec.org/nota.php?id=%201728&area=%2014
26 http://www.eldestapeweb.com/exclusivo-la-escalofriante-lista-armamento-que-argentina-le-pidio-estados-unidos-n27058
27 http://www.eldestapeweb.com/kicillof-lousteau-tiene-que-dar-explicaciones-urgentes-n27373
28 http://www.lanacion.com.ar/1925857-macri-busca-apoyo-externo-y-de-las-ffaa-para-combatir-el-narcotrafico
29 http://www.elmundo.es/sociedad/2016/07/27/5798c315268e3e894d8b466e.html
30 http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39826017
31 Idem